Bienvenidos, mi nombre es Carlos y lo primero que quería era, además de presentarme, que me conozcan un poco.

  Siempre he sido un chico deportista, pero también era de muy buen comer por lo que mi abuela me decía que crecía fuerte. Lo que en realidad describía era mi sobrepeso de forma cariñosa. Pero fue en los dos últimos años de mi carrera (estudié ciencias químicas), cuando bien por el estrés o las horas interminables de estudio y la ansiedad que eso me provocaba, al terminar dichos años me vi con un peso de 104 kg con los problemas que eso conlleva.

  Un día de verano al atarme los cordones de las zapatillas me di cuenta que me fatigaba enormemente y me costaba agacharme para realizar esta sencilla acción cotidiana, eso me hizo darme cuenta de que necesitaba un cambio puesto que tenia 25 años y me sentía como una persona mucho mayor.

 

   Esto me llevo a buscar opciones para bajar de peso y a probar diferentes dietas que no funcionaron, ya que no sólo me provocaban pasar hambre, sino que además me llevaba a estar de mal humor. Por lo que empecé a estudiar sobre nutrición, cómo modificar hábitos y el cómo adaptar todo ésto con la ciencia y el siglo XXI (la vena científica nunca se me irá). Esto me hizo conocer la manera de llegar a mi objetivo y pese a encontrarme realizando estudios de doctorado (lo cual me limitaba mucho tiempo para hacer deporte), conseguí bajar ese peso hasta los 85 kg.

   Resultados que se mantienen a día de hoy y que me permiten disfrutar del deporte (fútbol, tenis, artes marciales, etc), pero también a realizar cosas que me parecían imposibles a los 25 y que a los 32 años, que tengo actualmente, he superado muchos retos como completar tres 10k y la Behobia (carrera de casi 21km)

  Todo lo vivido hasta el momento ha sido un camino que he disfrutado como un niño con zapatillas nuevas, y que por supuesto he tenido mis alti-bajos, pero al final gracias a una buena suplementación nutricional y unos pequeños cambios de hábitos muy sencillos he conseguido cumplir mis objetivos y ahora más que nunca sigo queriendo mejorar.

  Si tu te encuentras en una situación similar a la que me encontraba yo, y tienes esa ambición de cambiar y ser mejor, deja que te acompañe durante el proceso, guiándote en los cambios necesarios que debes hacer así como estar contigo en esos momentos difíciles, que por supuesto cuenta con ellos, pero que juntos superaremos.